Cuba: Silvio Sinfónico (*).

por Oni Acosta Llerena / Cuba Debate.

Las canciones de Silvio Rodríguez han sido quizás las más versionadas en Cuba y probablemente fuera también. Versiones corales, sinfónicas, de jazz, de rumba y hasta flamencas han sido conocidas e incluidas en diversos álbumes, y casi todas –para no caer en certeros pero necesarios absolutismos- se han adaptado al nuevo ropaje musical en cuestión. Hoy se teje sobre algunas de ellas un manto de corte sinfónico, con diversos arreglos que se transfiguran tal como sus creadores: Demetrio Muñiz, Leo Brouwer, Miguelito Núñez o Pucho López han plasmado sus visiones más íntimas para crear, con una demoledora fuerza creativa, nuevas lecturas a canciones que son obras de arte en sí mismas y que vienen a su vez a conformar uno de los universos trovadorescos más prolíferos de Cuba.

Del más desenfrenado lirismo hasta el minimalismo menos ortodoxo podremos dar fe hoy, cuando repasemos diversas etapas –personales, grupales, sociales, políticas y más- a través de las canciones escogidas, que no siguen un orden lógico porque, siendo sinceros, la obra de Silvio ha sido una de las más cofrádicas alianzas contra todo convencionalismo. Con él y sus canciones se han roto miles de pronósticos y reglas, su espíritu de renovación musical y su evolución como tal han superado toda atadura de un mundo lleno, en muchos aspectos, de gente que le cuesta la vida comprender al prójimo, o como dijera el propio Silvio: “…lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida”

Si bien la maestría de los arreglistas está fuera de toda duda o escrutinio público, también lo están la interpretación de cada uno de los músicos aquí invitados. Hoy degustaremos no sólo interpretaciones, sino amores de hermanos, abrazos y latidos comunes de hombres como Lázaro García, Augusto Blanca, Vicente Feliú o Amaury Pérez Vidal. Hallaremos la renovación necesaria con Yoruba Andabo, Augusto Enríquez o Polito Ibañez. Nuestra flamante Orquesta Sinfónica Nacional hoy en esta sala no hará papel de acompañante, sino de compañera (como La guitarra del joven soldado) de estos artistas. Sangre joven como Ruly Herrera, Julito Padrón y César López también agradecerán estas canciones y las vivirán como todos, intensamente.

Gracias al Instituto Cubano de la Música y a Cubadisco por permitirnos acercarnos hoy, de manera casi única, a estas canciones pero sobre todo de poder hacerlo de esta manera tan exquisita junto a la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba y estos invitados. Gracias a Silvio

(*) Notas al programa del concierto dominical de la OSNC en la Gala Inaugural del Cubadisco 2017, La Habana.

 

Fuente: http://www.cubadebate.cu/opinion/2017/05/15/silvio-sinfonico/#.WRz2UcZZ2Uk

Be the first to comment

Deja un comentario