Documental sobre Alfredo Jaar, Premio Nacional de Artes (+Video).

“Nunca trabajo con la intuición, ni con la imaginación, ni con la creatividad”

Forografía de Alfredo Jaar incluida en su obra "The Sound Of Silence" dedicada a la historia de Kevin Carter, el fotógrafo sudafricano que en 1994 ganó el Premio Pulitzer por la instantánea que tomó en Sudán en la que un buitre observa a una niña famélica.

La obra de Jaar reviste profundas refexiones políticas y sociales sobre el poder de los medios de comunicación, el sistema de información dominante y sus implicancias éticas en nuestra cultura.

Jaar, el lamento de las imágenes“, dirigido por Paula Rodríguez Sickert, se estrenó en Chile a comienzos de octubre. En éste filme Alfredo Jaar – el artista chileno más importante del arte contemporáneo- nos conduce por su trayectoria y su imaginario. La cinta hace un recorrido por su obra expuesta en Berlín, Helsinki, Venecia, Torino, Buenos Aires, Santiago y su estudio en Nueva York.

El documental dirigido por Paula Rodríguez Sickert (Volver a vernos”), y producido por Errante, se estrena este jueves 5 de octubre en salas del país. Una película en la que Alfredo Jaar reflexiona sobre su arte y el estado del mundo. No hay duda de que el chileno Jaar es considerado hoy en día como uno de los artistas más importantes del panorama contemporáneo.

En el filme, el autor disecciona su obra. Es un retrato íntimo que ofrece un repaso por sus obras en primera persona.

Esta es la primera película documental que se realiza sobre el artista visual chileno más valorado en la escena internacional. El filme realiza un recorrido por su obra expuesta en Berlín, Helsinki, Venecia, Torino, Buenos Aires, Santiago y su estudio en Nueva York. Sus obras abordan grandes problemas en diferentes lugares del mundo, como la emigración en la frontera entre México y Estados Unidos, el genocidio en Ruanda o el golpe militar en Chile.

La banda sonora del documental pertenece a su hijo Nicolás Jaar, quien es en la actualidad uno de los representantes más importantes de la música electrónica a nivel internacional.

JAAR el lamento de las imágenes se exhibió a través del circuito Miradoc (*) en 17 ciudades y 22 salas a lo largo de Chile, abarcando proyecciones de Arica a Punta Arenas durante todo el mes de octubre.

Confesiones de un artista

Jaar, conocido por ser un artista reservado, se entrega completamente a la cámara de Paula Rodríguez. Así, reflexiona sobre sus procesos creativos, sobre el mundo en que vivimos y la responsabilidad que debe tener un artista en el siglo XXI.

“A mí me mueve la curiosidad. Soy un artista porque no entiendo el mundo, necesito entenderlo, y cuando me siento capaz de entender, actúo. Eso es lo que hago con mi trabajo. Todo lo que sé del mundo, todo mi conocimiento viene de hacer estos proyectos, y eso es la magia del arte”, define Alfredo Jaaren los primeros minutos de la película.

El documental ofrece un recorrido por las principales obras del artista, partiendo por la pregunta que colgó en las calles de Santiago durante la Dictadura: “¿Es usted feliz?”.

“Esta obra fue a la esencia a la pregunta que nos hacemos como seres humanos”, analiza Jaar en la cinta. “Fue una pregunta difícil de hacer en un momento en el que había censura, no se podía votar, no se podían expresar tus ideas sobre la situación política”. Luego complementa: “en el fondo, un artista crea una obra y después en su vida entera lo único que hace es repetir esa misma obra. Esta es la pregunta con la que yo me paseo por el mundo haciendo a otras sociedades y a otras culturas. ¿Es usted feliz?”.

Jaar aborda también el balance perfecto entre información y poesía que contiene su propuesta.

“Nunca trabajo con la intuición, ni con la imaginación, ni con la creatividad”, confiesa. “Es muy racional, muy científico en mi caso y esto viene de la arquitectura. Soy un arquitecto que hace arte.  La obra tiene una visibilidad y esa visibilidad hay que diseñarla. Y cuando se diseña esta forma final a mí me interesa incorporar dos elementos fundamentales que son la esencia de la obra: la información y la poesía. Hay que buscar un equilibrio ideal entre esos dos elementos constitutivos. Nunca caer en el lado informativo porque se vuelve muy didáctico, y no caer en el lado puramente poético y estético porque se vuelve muy dulce. Hay que buscar un equilibrio perfecto entre estos dos elementos para expresar precisamente lo que quiero expresar”, indica Jaar.

En el documental, Jaar también reflexiona sobre su gran inspiración: el mundo y sus injusticias.

“Estamos en este entorno de una complejidad enorme. Estamos perdidos en el caos. Querámoslo o no, ese ese el paisaje que nos rodea”, señala. “El mundo está convulsionado con 37 o 38 conflictos importantes, la mayoría invisibles que a nadie le importa, pero están allí, latentes”.

La desesperanza no lo ha llevado, sin embargo, a perder fe en su oficio.

“Soy muy pesimista pero mi voluntad sigue siendo optimista, y eso explica porqué sigo trabajando y confrontándome a estas realidades que intelectualmente me llenan de pesimismo”.

JAAR el lamento de las imágenes” está lleno de este tipo de confesiones y cavilaciones. Es el registro más completo e íntimo sobre Alfredo Jaar hasta la fecha.

(*) Miradoc es financiado por el Programa de Intermediación Cultural, Convocatoria 2016; y el Fondo de Fomento Audiovisual, Convocatoria 2016; del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. La película “JAAR el lamento de las imágenes” cuenta con el apoyo del Fondo Audiovisual del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Programa Banco Estado de Fomento al Cine Chileno y Programa de Distribución Audiovisual de CORFO.

Fuente: https://lajugueramagazine.cl/alfredo-jaar-nunca-trabajo-con-la-intuicion-ni-con-la-imaginacion-ni-con-la-creatividad/

Anexo (Editor CT):

La fotografía de la portada pertenece al montaje “The Sound Of Silence”, una de las obras de Jaar más elogiadas y reconocidas en el mundo. Se trata de una instalación de una estructura de metal de 256 metros cúbicos dedicados a una sola imagen. Al interior se proyecta la historia de Kevin Carter, fotógrafo sudafricano que en 1994 ganó el Premio Pulitzer por la instantánea que tomó en Sudán en la que un buitre observa a una niña famélica.

La foto, que fue publicada en el New York Times, despertó el reproche e indignación de muchos quienes culparon a Carter por no intervenir en la escena e ir en ayuda de su protagonista.

En The Sound Of Silence, Alfredo Jaar plantea que las imágenes son significativas y no inocentes, que éstas poseen una intención; el encuadre, los elementos que las componen y el hecho de hacerla pública es una elección condicionada e implícita. A la vez, subyace una lectura crítica a los medios de comunicación masivos y a la ceguera de la sociedad. “Me ha parecido necesario crear una puesta en escena para mis imágenes, un entorno dentro del cual puedan llegar a tener sentido y afectar al público (…) Me parece que sin este entorno protector, mis imágenes no sobrevivirían. Pienso que es indispensable reducir la velocidad, contextualizar y enmarcar cada imagen adecuadamente a fin de que adquiera sentido”, ha explicado.

Jaar también plantea las contradicciones entre el efecto de las imágenes y el interés comercial que esconde la fotografía de Carter, cuyos derechos de reproducción pertenecen a la agencia de fotografía Corbis, una de las más grandes del mundo, propiedad de Bill Gates.

La obra ha sido mostrada 24 veces desde su creación en el 2006, y hasta la fecha se ha presentado en 18 países, en 10 idiomas distintos, siendo considerada unas de las creaciones plásticas más importantes del arte contemporáneo de las últimas décadas. Filósofos, teóricos y críticos como Jacques Ranciere, Griselda Pollock, Georges Didi Huberman, Chantal Mouffe, David Levi Strauss, Okwui Enwezor y otros, le han dedicado ensayos importantes.

Su trabajo se caracteriza por una permanente crítica y denuncia a la indiferencia frente al sufrimiento humano, “no sé si será por mi formación, pero yo he sido incapaz de crear una sola obra de arte que no sea en respuesta a un hecho real. No lo sé hacer. No soy artista de taller, soy artista de proyectos”, ha afirmado.

La obra de Jaar reviste profundas refexiones políticas y sociales sobre el poder de los medios de comunicación, el sistema de información dominante y sus implicancias éticas en nuestra cultura.

 

Fuente (extractos): http://galeriapready.cl/exposiciones/the-sound-of-silence/?exposicion=the-sound-of-silence

Be the first to comment

Deja un comentario