Chile de brocha: Danilo Bahamondes, el artesano de la Brigada Chacón (*).

En su taller y atrás un papelógrafo de Salvador Allende (1999-2000).

por Abril Becerra/R. U de Chile.

En los años 80 el colectivo comenzó a tatuar las calles de Santiago con frases políticas. La idea era apelar directamente a los transeúntes. Su origen se remonta a Danilo Bahamondes, un militante comunista cuya trayectoria es recogida en un nuevo libro de la socióloga Antonia García Castro.

Danilo Bahamondes nació en 1946. Fue militante comunista y en los años 60 tuvo la misión de organizar la Brigada Ramona Parra. Más tarde, a finales de los ’80, formó la Brigada Juan Chacón Corona, organización donde desarrolló la técnica del papelógrafo.

Desde la creación de la Brigada, a fines de los ’80, y hasta su muerte (2001), el muralista estuvo a cargo de este grupo que se caracterizó por plasmar en las calles de Santiago frases como “A Chile le hace falta… ciudadanos sin miedo al cuco…” o “Por la reforma constitucional! Plebiscito ahora!”.

Pero en 2001, Bahamondes falleció. Con ello, su taller, que estaba ubicado en el centro de Santiago, quedó abandonado. Sin embargo, recientemente la socióloga Antonia García Castro, quien participó por casi dos años en el grupo de  la Brigada Chacón, publicó un libro en el que reconstruye la historia del muralista: Danilo (el hacedor de papelógrafos) (Editorial Cuarto Propio).

El texto mezcla documentos y testimonios con el recuerdo que la autora mantiene de Bahamondes. De esta forma, el libro puede leerse de diversas maneras: como una crónica, como un ensayo, como una biografía.

educacion

“En los trabajos sobre muralismo, en general, Bahamondes queda como muy encerrado en el mundo académico o circula solamente entre profesionales, estudiantes del tema. Entonces, la idea era también abrirlo a otro tipo de público”, señala la autora y columnista del Diario Electrónico de la Radio Universidad de Chile.

El libro también suma pequeñas viñetas que ilustran cómo la agrupación se coló en las calles para desarrollar, a través de los papelógrafos, un medio de comunicación de carácter político y visual. Incluso, al final del libro es posible encontrar diez fotografías que exhiben  algunos de los mensajes del grupo.

Un artista de lo colectivo         

Según Antonia García Castro, la vida de Danilo Bahamondes está repleta de acontecimientos. Uno de ellos transcurre en Valparaíso: “Una noche, en plena guerra de Vietnam, Danilo, que no podía tener más de 22 o 23 años, se introdujo en uno de esos barcos y sin ser visto por la tripulación sacó la bandera norteamericana y puso en su lugar la bandera del adversario… Al otro día, todos los habitantes del puerto se encontraron con esa imagen insólita de un barco norteamericano con su flamante bandera vietnamita”, escribe  la autora en el libro.

“Esta anécdota fue la primera que yo conocí cuando niña y me quedó durante mucho tiempo en la cabeza. ¿Cómo alguien podía hacer una cosa así? También, hay muchas aventuras. Algunas están en el libro y otras no, pero realmente Danilo es un personaje que protagonizó escenas increíbles. Es un personaje de novela”, comenta la investigadora, quien además afirma que Bahamondes fue el encargado de diseñar el logo del Frente Patriótrico Manuel Rodríguez.

“El tenía una personalidad muy fuerte. Es alguien que puede ser visto de muchas maneras diferentes, pero lo que es seguro es que él nunca hablaba en singular. Cuando uno le preguntaba por su trabajo, él decía nosotros. Siempre se sintió parte de un colectivo. A él lo que le interesaba de todo esto es que había otras personas y le gustaba movilizar a la gente. También, tenía un amor inmenso por  la juventud. Él era como un artesano, una persona que hace cosas y que logra hacer que los demás hagan cosas”, agrega la socióloga.

Brigada Chacón: Lo que se dice en la calle 

constitucion

aborto

Por  la Brigada Chacón pasaron cientos de jóvenes. El punto de encuentro era el Taller Sol que en esos años estaba ubicado en calle Arturo Prat. A ese lugar llegó Antonia García, quien a principios de los ’90 fue testigo de cómo se elaboraban los mensajes que luego iban inscribirse en las calles de Santiago: “La mayoría de los mensajes los redactaba Danilo. Pero los redactaba conversando con las personas. Siempre fueron mensajes que intentaban recoger lo que decía la gente en la calle, los amigos”, indica la investigadora.

Esto provocó que el Partido Comunista reaccionara, a veces, ante las frases que nada tenían que ver con las ideas del conglomerado. Según la socióloga, la relación del muralista con el PC “nunca fue fácil”.

“Los que alguna vez trabajamos con él fuimos testigos de que Danilo era capaz de pegar y redactar en Santiago frases que no coincidían con lo que era esa política del PC. Entonces, muchas veces el partido cuestionó los papelógrafos que Danilo había pintado. Fue una relación tirante. A veces mejor y a veces peor. Por eso es que entre el ’97  y el ’98, Danilo rompió con el PC.  A partir de ese momento hubo dos brigadas: la que él siguió dirigiendo y un grupo que decidió seguir trabajando con el PC. Esta última es la que existe hoy”, cuenta Antonia García Castro.

Las huellas en la ciudad … que desaparecen 

Un aspecto relevante de la investigación de la autora de Danilo (el hacedor de papelógrafos) tiene que ver con las marcas que dejó el colectivo en la ciudad. “La Chacón era capaz de adelantarse, de poner en palabras  algo que no estaba instalado en esos años”, dice la socióloga.

Según la autora, en estos mensajes existían referencias críticas a temas como la salud, la Constitución o la educación, aspectos que han permanecido con los años, de gobierno en gobierno. “Sin lugar a dudas se puede hacer una historia política de Chile a través de los mensajes de la Brigada Chacón”, señala la autora. Pero, al mismo tiempo, los mensajes daban cuenta de un estilo único: “No solo está el comentario político sino que había también un lenguaje que era muy particular: una gran ironía, una  actitud  cuestionadora de muchas cosas”.

En este sentido, la socióloga afirma que es relevante rescatar esta experiencia, ya que gran parte de los trabajos de Danilo son obras efímeras.  “No son cosas que van a quedar. Van a desparecer”.

Hacia la construcción de un archivo   

Durante el proceso de investigación la autora del texto logró reunir más de 300 fotografías de los papelógrafos de la Brigada Chacón. Este material estaba repartido, principalmente entre investigadores que ya habían estudiado la obra de Bahamondes. Por ello, es que durante 2018 la socióloga planea lanzar un archivo dedicado al muralista.

En esta línea, Antonia García Castro recalca: “Ojalá que esto permita seguir conociendo mejor el trabajo de este hombre y de otros hacedores del ámbito popular que nos han regalado herramientas de expresión”.

Miércoles 15 de noviembre 2017.

Fuente: http://radio.uchile.cl/2017/11/15/danilo-bahamondes-el-artesano-de-la-brigada-chacon/

 

————————————————————–

Nota del Editor CT:

(*) Danilo Bahamondes (1946-2001), con un pequeño grupo en 1989 formó la Brigada Chacón al interior del Partido Comunista. Más tarde, en 1997, rompió con la estructura orgánica del Partido para apoyar algunas candidaturas de los partidos Socialista y PPD, aportar a derrotar a los candidatos de la derecha, y en la búsqueda de una mayor autonomía para la realización de su trabajo. Siento que en la Brigada Chacón somos privilegiados, por que tenemos el privilegio de decir lo que de verdad sentimos, pensamos y estamos convencidos, en la calle. Danilo Bahamondes. (Fuente: Alejandra Sandoval, E.: Palabras en un Muro. El caso de la Brigada Chacón, Ediciones Sur; Santiago 2001.)

Be the first to comment

Deja un comentario