Chile tortura: víctimas de Colonia Dignidad acusan al médico psiquiatra Otto Dörr.

Reconocimiento y Dignidad.

por Leonor Irarrázaval.

Las víctimas de Colonia Dignidad acusan al Dr. Otto Dörr de que, independientemente de no haberlo sabido, en sus declaraciones publicadas en 1996 y 1997 actuó encubriendo los crímenes que allí se cometían, con lo cual, en alguna medida, contribuyó a entorpecer y demorar  las investigaciones que se intentaban llevar a cabo desde 1990 para que las victimas y sus familiares encontraran justicia. Se trata de reconocer los 15 años de lucha de las víctimas y sus familiares por encontrar justicia y de condenar los 15 años de evasión de la justicia por parte del principal responsable de actos de pedofilia, tortura y homicidio, a quién recién logró sentenciar la justicia chilena el 2006.

Es natural que se desencadenen estados de lucha por recuperar el sentido de dignidad que se ha visto dañado, abarcando desde lo puramente imaginario hasta acciones concretas basadas en la negación del otro. No interesa reconocer en éste su condición de persona,  porque lo que está en juego es devolver el daño sufrido a  quien lo ha causado,  como una manera de recuperar una posición de dignidad a la misma altura. Más aún, en el caso de crímenes como los que tuvieron lugar en Colonia Dignidad, las víctimas y sus familiares rehacen sus vidas sobre bases en que se ha violentando en extremo su dignidad personal, estableciéndose una situación originaria de diversas formas de lucha, iniciando un camino en búsqueda de justicia y reparación, el que no se limita al contexto inmediato en que ocurrieron los crímenes, sino que se extiende a la totalidad de la existencia. Por esto, parece necesario reflexionar sobre las reglas de este juego, tomando la debida distancia para comprender a las víctimas que proclaman su propia medida de justicia, culpabilidad, castigo y perdón.

Las víctimas de Colonia Dignidad acusan al Dr. Otto Dörr de que, independientemente de no haberlo sabido, en sus declaraciones publicadas en 1996 y 1997 actuó encubriendo los crímenes que allí se cometían, con lo cual, en alguna medida, contribuyó a entorpecer y demorar  las investigaciones que se intentaban llevar a cabo desde 1990 para que las victimas y sus familiares encontraran justicia. Se trata de reconocer los 15 años de lucha de las víctimas y sus familiares por encontrar justicia y de condenar los 15 años de evasión de la justicia por parte del principal responsable de actos de pedofilia, tortura y homicidio, a quién recién logró sentenciar la justicia chilena el 2006.

¿Cómo debería enfrentar el Dr. Dörr el rechazo de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos de Colonia Dignidad y de los familiares de detenidos desaparecidos al Premio Nacional de Medicina que recientemente se le otorgó?

Ante todo con una conciencia ética.  Claramente la carta que publicó el Dr. Dörr en el Mercurio el 2013, reconociendo que había defendido en los medios la inocencia de Colonia Dignidad, señalando arrepentirse de haber sido tan crédulo, y pidiendo perdón a las víctimas 17 años después, no fue suficiente.

En esa carta, así como en las recientes declaraciones, no hay ningún reconocimiento del Dr. Dörr, al menos no lo manifiesta explícitamente, de que aquello que él mismo atribuye a su error y torpeza contribuyó, en alguna medida, a entorpecer y demorar las investigaciones de las víctimas y sus familiares, quienes además tardaron 28 años en encontrar justicia en el caso del segundo responsable de los crímenes, arrestado en Alemania la semana pasada. Quizás una petición de perdón junto a un reconocimiento explícito de parte del Dr. Dörr respecto a que aquello que él mismo atribuye a su error y torpeza, en alguna medida, contribuyó a entorpecer y demorar  las investigaciones de las víctimas y sus familiares habría sido más aceptable el año 2013.

Quizás una petición de perdón sería más aceptable hoy, si el Dr. Dörr, junto a un reconocimiento explícito respecto a que aquello que él mismo atribuye a su estupidez y a la culpa de su signo zodiacal contribuyó, en alguna medida, a entorpecer y demorar las investigaciones de las víctimas y sus familiares, la acompañara además con un acto de nobleza, esto es, no aceptando el Premio Nacional de Medicina que recientemente se le otorgó. Demostraría así un gran sentido de humanidad en reconocimiento a la incansable lucha de las víctimas y sus familiares por encontrar justicia.

Leonor Irarrázaval,

Psicóloga Clínica, Doctora en Psicoterapia

Viena, 7 abril 2018

Fuente: tomada de Red Charquicán.


ANEXOS CT:

I. Otto Dörr, Premio Nacional de Medicina: “Mi relación con Colonia Dignidad es anecdótica”

por Cooperativa.cl

El siquiatra Otto Dörr aseveró que “todo lo que se ha dicho es falso”. Aseguró que su “pecado” fue haber enviado dos cartas a El Mercurio.

El siquiatra Otto Dörr se defendió en Cooperativa tras las críticas por su relación con Paul Schäfer y Colonia Dignidad, asegurando que nunca apoyó al jerarca y que nunca visitó la zona hasta después del regreso de la democracia.

En conversación con La Historia es Nuestra, el Premio Nacional de Medicina aseveró que “mi relación es anecdótica, todo lo que se ha dicho es falso. No soy amigo de Schäfer ni lo he defendido ni he participado con Hopp en los tratamientos siquiátricos a la población”.

“Lo único verdadero es que yo, por curiosidad, visité Villa Baviera el año ’94, ya en plena democracia, había terminado el gobierno militar hace cinco años. No podían estar ocurriendo crímenes en ese momento, suponemos, porque ya no existía la DINA ni la CNI”, relató.

Dörr indicó que “en ese momento no había tampoco ninguna certeza, eran sospechas e incluso en el Informe Rettig aparece como que hay sospechas pero no había ningún caso concreto que se pudiera imputar en cuanto a desapariciones o torturas, como después sí se comprobó, pero 10 años más tarde”.

“Yo visito este lugar y me encuentro con un mundo casi idílico, un paisaje maravilloso, 300 personas vivían ahí trabajando la tierra, creando industrias de todo tipo. Era un pequeño mundo, una pequeña república, todo esto a la usanza antigua”, sostuvo.

“Yo les pregunté (…) lo negaron completamente. A raíz de eso, la estupidez que yo cometí y le echo la culpa a Capricornio, es que dije ‘a esta gente hay defenderla’ y envié dos cartas a El Mercurio, ese es todo mi pecado”, recordó el profesional.

Fuente: http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/judicial/villa-baviera/otto-dorr-premio-nacional-de-medicina-mi-relacion-con-colonia/2018-04-03/185554.html


II. Psiquiatra Otto Dörr: el nuevo premio nacional de medicina vinculado a Colonia Dignidad.

El médico es acusado por agrupaciones de derechos humanos de defender públicamente al énclave alemán y participar, junto al doctor Hartmut Hopp, en la administración de sicofármacos a los colonos del recinto ubicado en Parral.

Este martes se dio a conocer que el Psiquiatra Otto Dörr, nacido en Curicó el año en 1936, es el nuevo Premio Nacional de Medicina 2018. Junto al nombramiento del denominado “padre de la bulimia nerviosa”, doctor en medicina en la universidad de Heildelberg, Alemania, con un vistoso curriculum de más de 100 páginas, que incluye publicaciones en revistas cintíficas internacionales, una decena de premios y participaciones como docente en diversas universidades del mundo, se suma un pasado menos glamoroso vinculado a las violaciones a los derechos humanos en Colonia Dignidad.

Su nombramiento despertó resquemores en el círculo de víctimas que pasaron por el recinto ubicado en Parral, cuyo principal jerarca, Paul Schafer, un exmilitante de las juventudes hitlerianas, fue acusado de facilitar el enclave precordillerano para operaciones secretas de la Dina y denunciado por pedofilia, homicidio calificado, tortura y otros delitos realizados durante la dictadura de Pinochet.

Dörr, según el portal de Derechos Humanos Memoria Viva, ha declarado públicamente, en una ocasión incluso en el “The New York Times”, que conocía Colonia Dignidad y que “le gustaba” lo que allí hacían. “Su ideología es un poco anacrónica, como la de los menonitas de Estados Unidos, pero nada justifica las mentiras, sincronizadas, que han inventado sobre ellos”, expresó aquella vez el exdirector del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Chile.

El destacado abogado de Derechos Humanos, Hernán Fernández, defensor de varias causas relativas al enclave alemán de la comuna de Parral, al ser consultado por el nombramiento de Dörr expresó que se trataba de “mala noticia para los defensores de Derechos Humanos”. Fernández aseguró sentirse impactado, pues “la medicina posee un componente ético que en este caso se habría pasado por alto”. “¿Dónde quedaron los valores en este país?”, se pregunta. “Me consta la defensa que hizo el doctor Dorr, sin manifestar ninguna señal de culpa hacia las víctimas del horror de Colonia Dignidad”, agrega.

Fernández asegura que el mismo doctor Hartmut Hopp, condenado a cinco años y un día por la justicia alemana por casos de abusos sexuales contra menores de edad de Colonia Dignidad, habría reconocido que Dörr estuvo en el enclave y lo relaciona con tratamientos farmacológicos dirigidos a los colonos.

“Él estuvo en Colonia Dignidad, defendió su sistema y luego trató de minimizarlo, responsabilizando a un solo hombre, Paul Schafer, lo que es de una falta de sentido total. Sabemos que la medicina en Colonia Dignidad estuvo vinculada gravemente a la opresión y esclavitud de los colonos. Nos parece grave que el doctor Dörr, durante décadas, no haya sido capaz de ver esa situación, ni de tener una actitud coherente con ellos”, concluye.

28 Marzo, 2018

Fuente: http://www.theclinic.cl/2018/03/28/psiquiatra-otto-dorr-nuevo-premio-nacional-medicina-vinculado-colonia-dignidad/

1 Comment

  1. Encuentro absurdo ..que atribuyan al doctor Otto dorr tener la culpa de retrasar las investigaciones sobre abusos en colonia dignidad..la verdad en este país todo se retrasa o se oculta o se soborna..la culpa fue del gobierno de esa época.de los jerarcas de colonia dignidad que abusaron de su poder..y se vistieron con piel de oveja lograron engañar por mucho tiempo..a todos….aquí hay muchas víctimas..pero por el afán de encontrar culpables ..y y hacer justicia ..culpan a personas que por casualidad se cruzaron con colonia dignidad..esa no es la menera de mitigar el dolor..el doctor dorr reconoció su error..pidió perdón..no busque la quinta pata del gato…se por experiencia propia que el dolor te ciega y buscas culpables hasta por debajo de las piedras ..es una búsqueda agotadora ..solo decir .que si hay consuelo está en el perdón…y buscar a Dios el nos dará la paz que necesitamos en nuestro corazin y el es justo todo lo ve ..no nos dejara ..y como dice su palabra”” mía es la venganza..yo pagaré”..
    .

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: